Personas malvadas que recibieron su dosis de “karma instantáneo”

Un maestro del disimulo el hombre del metro, y el que se salva del mordisco porcino, buah!

muñecos con apariencia humana se rien con la boca abierta

Comparte con tus amigos