Y por cosas como esta nunca me montaré en un parapente acuático

Dentro de lo malo tuvieron bastante suerte, espero que se mejoren y prueben con algo menos arriesgado 🙂

asi queda la piel despues de picarte una medusa